Adolescentes, un solo corazón para disfrutar el país


Entrevista a coordinadores del programa Quinceañeras

Adolescentes, un solo corazón para disfrutar el país

Natalia Vázquez y Mauricio Muñoz son coordinadores del programa Quinceañeras que implementó, hace años, el Ministerio de Turismo (MINTUR) La primera, es animadora de una ONG contratada por MEC llamada Homoludens*, y a su vez, es quien coordina al resto de las animadoras que viajan a cargo de las adolescentes; el segundo mencionado, es funcionario del MINTUR a cargo de este programa desde su inicio.

A través de una entrevista que se realizó a fines del mes de mayo de 2018 desde la división Comunicación Ministerial (p), se da a conocer cómo es parte de la organización y qué ocurre durante el viaje de encuentro con las adolescentes. Es una de las miradas que se puede compartir para mejor conocimiento del éxito que hoy tiene este programa turístico y social, implementado hace 7 años por MINTUR y del cual participan otras instituciones público-privadas. En esta oportunidad, conoceremos la opinión de los integrantes y coordinadores de dos de las instituciones participantes MEC- ONG y MINTUR, entre otras que hoy integran - uno de los cinco programas - que componen el Sistema Nacional de Turismo Social.
*Homo Ludens refiere a una obra escrita por el holandés Johan Huizinga (1872-1945) a través de la cual realiza la reconstrucción de las formas de vida y las pautas culturales del pasado de los humanos. El historiador, muestra la insuficiencia de las imágenes convencionales del «homo sapiens» (Hombre inteligente) y el «homo faber» (Hombre hacedor de herramientas) porque el juego constituye una función humana tan esencial como la reflexión o el trabajo, además de la génesis y el desarrollo que tiene una cultura también desde su carácter lúdico. El estudio del juego como fenómeno cultural entre las personas, y no sólo como una función biológica, es tema de la entrevista.

P-Natalia (NV), si tuvieras que mencionar cuál ha sido el mejor viaje ¿cuál seleccionarías?
NV- El viaje a La Paloma del año anterior, fue ¡¡sensacional!! (Se realizó en noviembre de 2017) Este año (2018) aún no comenzamos, hoy vine al MINTUR para coordinar con Mauricio Muñoz la organización del primer viaje que está previsto para los primeros días de junio, nos vamos a Salto.
P – ¿Qué particularidades tuvo el viaje que mencionaste de La Paloma?
NV- El encuentro fue bien particular porque participaban chiquilinas de Montevideo y de Canelones. Es decir, de departamentos que hacen que quienes viajen sean más urbanas, más difíciles de sorprender, y cuesta más la integración entre ellas. Destaqué este viaje porque favoreció el entorno natural, hubo como un desborde desde Homoludens nuestra ONG, pero también desde el MEC y el MINTUR. Desde el programa turístico, buscamos generar un espacio saludable, para que las chiquilinas puedan circular por espacios impensables. Se dio que muchas de ellas no sabían de la existencia del Cabo Polonio en Uruguay, en esto me baso para decir que ese viaje generó un “animarse a la aventura” porque conocer ¡90 gurisas, de por sí es una aventura... y encima viajando con una naturaleza que jugó a favor ¡es lo más!
MM- Natalia, quiere decir con esto que fue a través de la naturaleza que se lograron conectar de mejor manera entre ellas. Por otro lado, las sacó un poco del cemento que traen impregnado.
NV- ¡Claro¡ Las puso en otro lugar, los ejemplos son varios “se embarraron los pies, se animaron a la aventura, los grupos querían dormir desde el principio con compañeras nuevas y hasta mezclarse en los ómnibus, se prendieron a los juegos, etc.”... ¡Fue una experiencia fantástica! Aunque, en todos los viajes buscamos que las chiquilinas queden contentas con las nuevas que conocen y también con los lugares diferentes a los que van, se podría decir que “Hoy se amplían los espacios de circulación social”. Este programa ayuda a ello... La frase pertenece a Violeta Núñez (especialista argentina) Si bien cada viaje genera una dinámica diferente, ir al departamento de Salto, es todo amor o será que hay mucha entrega de parte de las personas que se preparan para recibirlas...
MM- En realidad, el viaje es el mismo, pero cada grupo define cómo será el suyo…
P- Tantas integrantes debe generar momentos complejos ¿Cómo se resuelve?
NV- La convivencia con 90 personas es otro de los temas a trabajar en grupo, y por ello cuando surgen conflictos los tomamos para resolver en conjunto porque generamos espacios de convivencia en armonía. Para este tipo de casos, hemos diseñado el programa recreativo con actividades grupales, en conjunto con el cronograma organizado por Turismo, la práctica nos ha hecho crecer enormemente.
MM- El desafío se nos planteó al inicio, debimos adaptar el itinerario turístico con las actividades recreativas, ambas actividades se planifican de antemano, pero hoy las adaptamos según los acontecimientos que se dan durante el viaje porque como ya dije anteriormente, cada grupo es diferente y esto hace que los viajes sean dinámicos y adaptados a las circunstancias.
NV- Estas modificaciones las hemos logrado entre los que coordinamos, hacemos una lectura del grupo en función de las necesidades que se van presentando, gracias a que tenemos experiencia logramos descomprimir el cronograma turístico, para trabajar en conjunto MINTUR/Animadoras de manera laxa y, sobre todo, adaptándonos al grupo.
P-¿De qué manera se calman los ánimos de las chicas, en una edad tan especial, y en momentos de excitación grupal?
MM- Bueno… (Risas cómplices entre los coordinadores) diríamos que la actividad después del baile consiste precisamente en bajar las tensiones, porque vuelven con mucha euforia y excitadas, entonces les pasamos un video donde ellas son las protagonistas. El broche del programa para Quinceañeras es el baile, el brindis y la gran torta. Para que tengan su video, Natalia es quien graba varios momentos de la fiesta y yo tomo fotografías. Después, Natalia desaparece a editar el video y se les pasa los 10 minutos más importantes de todo lo acontecido, quedan fascinadas porque son protagonistas en muchos de los momentos registrados.
P- Hay varias interpretaciones sobre el significado de la fiesta de 15 en las chicas ¿En qué consiste la “Fiesta de 15” promovida por MINTUR?
NV- Es bárbaro porque se invita a los varones de los centros de Enseñanza de UTU o de Liceos de la localidad a la cual se viaja, pero hacemos que las chicas lleguen antes para “encuadrar” qué se busca con este encuentro. Es decir, se marcan las cosas que Sí están bien y las que No corresponden, si bien ellas vienen acompañadas por sus profesores, es parte de nuestra tarea que todo se realice bien y con cierto orden para generar lo que luego ocurre “un espacio de pleno disfrute”. Ellos son quienes las reciben a ellas con un cortejo con palmas, y ellas ingresan al salón todas emocionadas a flor de piel y con un poco de vergüenza… Este momento mágico es parte de aquello que registramos para ellas. Luego se desarrolla la fiesta, con bailes y con encuentros entre los chiquilines, es como la frutilla de la torta. Aquí se puede ver el proceso de convivencia generado, en los 2 días previos, y con diferentes adolescentes.
(NdeR) Hay que destacar que muchas de las participantes si bien cumplieron sus 15 años, no todas tienen acceso a una fiesta, sin embargo la previa de maquilarse, peinarse y aprontarse entre todas… es el mensaje para compartir un día especial…
P-¿Cuál es el rol de ustedes durante el desarrollo de la Fiesta?
NV- Nosotros, disfrutamos siendo parte, nos divertimos y mientras bailamos nos metemos entre los chiquilines y alrededor de ellas, miramos e intervenimos si es necesario, pero también disfrutamos todos juntos del baile y de la fiesta. Sabemos que existen, flechazos entre ellos, y después cuando las chicas ya están en sus habitaciones pasa que les gritan cual Cenicienta desde el balcón, además de pasarse sus contactos a través de las redes sociales… ¡es mágico y no se olvidarán jamás!
P-¿Cómo cierran la Fiesta? No debe ser fácil conseguirlo…
NV- Se trabaja el duelo de la separación. Está todo bastante estructurado, bailaron, cortaron la torta, cantaron y se divirtieron al máximo. Luego les pasamos el video para calmarlas y demostrar que la fiesta se termina. Pero antes les presentamos el “libro de los 15” como bitácora de viaje. Aquí ellas escriben y expresan sobre lo vivido y sobre todo, les explicamos que pueden dejar un mensaje - en forma de deseo – para el grupo del año próximo. Así se trabaja la emoción en palabras como ¿Qué fue lo que me hizo sentir bien?; ¿Porqué?, entre otros… y surgen muy lindos mensajes.
P- ¿Las despedidas son odiosas, de qué manera se plantea que se terminó?
NV- Llegamos desde la alegría porque les explicamos que hoy nos vamos, pero con todo lo vivido juntas, y con realidades que ya forman parte de cada una. Este espacio de alegría se trabaja a través de la música, con raccontos lúdicos de experiencias generadas durante el viaje, trabajos de expresión corporal con el fin de llegar a sostener los subgrupos, también se les plantea cuán rica son estas experiencias y se las contamos. Por último, les damos una hoja para que registren y armen cuáles han sido sus deseos que dejan para el nuevo grupo. Al final terminan bailando con coreografías elegidas por el programa y que planteamos en cada encuentro, por eso la del año anterior seleccionamos Para enamorarte, la de este año aún no la definimos... En el caso de Para enamorarte se habla desde el punto de vista del amor, en todos los sentidos, no sólo de pareja, hay un pienso y se lo hacemos notar.
P- ¿Hacia qué apunta el programa Quinceañeras?
NV- Busca romper la idea de “15” como princesa, se trabaja proporcionando espacios de empoderamiento para las chiquilinas, tanto sea desde las palabras como de las acciones.
P- ¿Desde cuándo se realiza este programa denominado Quinceañeras?
MM- Desde el año 2011 comenzó el Ministerio de Turismo con este programa. Es una propuesta para chiquilinas que cumplen durante el año sus 15, pero también es requisito ser buenas estudiantes. Hace 7 años que desde el MINTUR coordino estos viajes con las instituciones participantes y también con los operadores se trata de realizar las acciones previas al viaje para que todo salga bien. Una semana antes, se convoca a una reunión informativa a los padres para que conozcan qué harán sus hijas en esos días, y se les informa qué tipo de actividades harán, destino del viaje, qué deben llevar de ropa, alimentos, medicamentos. Las chiquilinas también participan porque de paso se van conociendo.
NV- Me emociona mucho el trabajo que hacemos con las quinceañeras porque lo hacemos a diferentes niveles: desde las emociones de las gurisas, su convivencia en armonía con el resto del grupo, desde lo lúdico… y se comprueba que ¡¡las mujeres podemos convivir sin generar competencia!!
Montevideo, junio de 2018

MINISTERIO DE TURISMO
entrevista realizada por: Lic. Ma. Elisa Fernández Delgado
Encargada Div. Comunicación Ministerial y RR.PP.